Una Cumbre Respondona

Por: Félix Roque Rivero 

Una Cumbre Respondona

Publicado 14 junio 2022 

 Boletines

Recibe nuestros boletines de noticias directamente en tu bandeja de entrada

Ya me he suscrito | No volver a mostrar este mensaje.

Es un lugar común decir, cuando se realiza un evento que ha provocado expectativas y, éstas no se logran,  que pasó sin pena ni gloria. Que fue un rotundo fracaso.

Es un lugar común decir, cuando se realiza un evento que ha provocado expectativas y, éstas no se logran,  que pasó sin pena ni gloria. Que fue un rotundo fracaso.

Sin exageración alguna, pensamos que tal afirmación aplica y en mucho a la IX Cumbre de las Américas convocada por el presidente estadounidense Joe Biden. De los 35 países que conforman el Continente Americano, solo 20 respondieron a la convocatoria. No podía ser de otra manera en una reunión convocada de manera amañada, sin una lista pública de asistentes, sin una agenda definida de manera colectiva y con un anfitrión que se comportó como el patrón que ordena a sus empleados acudir al trabajo de manera regañona.

Fue tan enclenque esta Cumbre que un analista de la derecha (Leopoldo Castillo) la calificó de trufa. Este tubérculo del género de los hongos se encuentra en las profundidades de la tierra. Es de sabor amargo y ácido, de forma rugosa y de olor a azufre fermentado. El calificativo empleado por el mencionado analista, no deja lugar a dudas sobre lo inútil de la Cumbre.

El documento final, redactado por los asesores de Biden y leído por este, se basó casi de manera exclusiva en la llamada crisis migratoria. Según el documento, urge detener, por cualquier medio para preservar sus fronteras, las olas migratorias que desde Centroamérica, Colombia y Venezuela, llegan de manera ilegal a USA. Según Biden, los EU serán magnánimos y para el 2023-2024 permitirán un cupo de 20.000 migrantes a su territorio y darán preferencia a los provenientes de Haití.

Coinciden muchos analistas en señalar que la IX Cumbre de las Américas, en realidad fue una reunión sin la América. De manera terca e imperial, el anfitrión negó el derecho de participación a Cuba, Nicaragua y Venezuela. Notable el discurso del presidente argentino Alberto Fernández en demandar y protestar enérgica y gallardamente por la ausencia de los tres países señalados. Le enrostró en sus narices a Biden que Cuba soporta por más de 60 años un bloqueo inhumano y que lo mismo ocurre con Venezuela. A Nicaragua se le castiga por su actitud valiente en defensa de su soberanía y de sus recursos.

El presidente colombiano Iván Duque, a quien por cierto le quedan pocas horas de gobierno, declarado manso y consecuente amigo de USA, invocando la Cláusula de Quebec, para justificar a su jefe Joe Biden, afirmó que Cuba, Venezuela y Nicaragua eran gobiernos indeseables que  habían alterado el orden constitucional y que ello era un obstáculo irreparable para participar. Bien cara dura Duque, presidente de un país donde las violaciones constitucionales y prácticas antidemocráticas son la regla en el país que preside. Colombia, principal productor de cocaína del planeta, donde se producen matanzas de personas y líderes sociales casi a diario, su gobierno, es tal vez el menos indicado para dar lecciones de moralidad democrática. Un país donde gobierna una rancia oligarquía que sin empacho alguno permite y mantiene una poderosa presencia militar gringa en su territorio, con un sistema  privilegiado que excluye toda posibilidad de intervención de los organismos policiales y judiciales para juzgar a los militares de USA sin importar los delitos que cometan. Para Duque, de manera simplista, el asunto gubernamental en América se limita a la lucha entre demócratas y autócratas. Biden y sus socios serían los demócratas, los que les adversen, protesten y defiendan con dignidad la soberanía de sus pueblos y gobiernos serían los autócratas. Qué descaro el de este payaso imperial.

En la Cumbre no se analizó ni se aportó nada para enfrentar las enormes desigualdades que existen en la Región. El fantasma del monroismo tuvo su butaca en la Cumbre. El anfitrión utilizó la alfombra roja de Hollywood para pavonearse a sus anchas. No importa lo que ocurra en el mundo, dijo Biden, América siempre será una prioridad para los EU. Intento de desempolvar la doctrina Monroe de “América para los americanos” del Norte.

Pese a los intentos por opacar e invisibilizar a los pueblos, en la Cumbre se escucharon voces respondonas que con hidalguía reclamaron a Biden su mezquindad al no invitar a Cuba, Nicaragua y Venezuela al evento. Los representantes de México, Belice, Chile, Argentina y otros expusieron de manera solidaria su rechazo a la postura de Biden.

Está IX Cumbre pasará a la historia como un rotundo fracaso, con su sabor y olor a trufa descompuesta. También será recordada por haber sido respondona. Los pueblos en las calles de Los Ángeles así lo dejaron saber.

San Cristóbal, junio 11 de 2022.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.