Estampa de la visión social y revolucionaria en la poética de Roque Dalton

Alfonso Velis-Tobar | Domingo, 10 de mayo del 2020

foto de articulo, es esta

Foto: Archivo Roque DaltonElocuente pensador, teórico, critico tenaz, que incita a la crítica y quien blasfema a esa crítica egoísta, franco en hablar, poeta de brillante lucidez, poeta de extraordinarias metáforas

Es imposible vivir en El Salvador y no haber oído del maestro Francisco Gavidia, fundamentador de nuestra literatura nacional. Así como oído hablar de la cristalina poesía de Claudia Lars (1899-1974), de los geniales y sabrosos cuentos costumbristas de Salarrue (1899-1975), del humor negro y pícaro de José María Peralta Lagos; del bucolismo vernácula de Alfredo Espino (1900-1929), de la poesía social de Oswaldo Escobar Velado,  de la peculiar poesía de Alfonso Quijada Urias (1939), de las novelas de Manlio Argueta(1940) y Claribel Alegría, como la revolucionaria poesía popular de Roberto Cea, y otros de la Generación Comprometida. Imposible olvidar, y no haber oído hablar  de la valiente y  aguerrida, como combatiente  poesía de Roque Dalton García. Poeta de 39 años en 1975 cuando los esbirros asesinos, le cegaron su vida tontamente, hoy tendría Roque 85 años, y pensar que los asesinos por ahí andan vivitos y coleando, muy impunes de la justicia penal Poeta de escándalo, un poeta de trascendencia histórica, no solo como escritor, sino como revolucionario, poeta de la literatura nacional, poeta entre celebres poetas de las distintas voces que caracterizan la poesía revolucionaria latinoamericana y Europea de hoy. Roque Dalton, ferviente luchador, dotado de un espíritu político, y de humor fraternal y humano; su poesía de consagrada ironía y de sarcasmos políticos, una poesía soñadora,  esperanzadora, no solo, su estilo creativo de forma y contenido,  sus variados temas en poesía, narrativa, antropología e historia nacional, una poesía derribadora de símbolos, de iconos históricos, y sin pelos en la lengua para decir verdades, bajo la claridad de la luna en altas horas de la noche y no se pronuncie su nombre, que por un tiempo prohibido. Aquí hay un poeta del pueblo, una voz, de un cenzontle cuscatleco del Pulgarcito de América El Salvador.

Hoy se cumplen,  45 años del vil asesinato del poeta Roque Dalton, crimen perpetrado por compañeros de su misma organización revolucionaria, el Grupo, tiempos de sectarismos de grupos y aunque se lucha contra el mismo enemigo, un día como hoy 10 de mayo de 1975, también Día consagrado a la Madre y es violento momento de confrontaciones políticas, manifestaciones populares, enfrentamientos de clase,  el pueblo salvadoreño, enfrenta a la dictadura, hacia la década de los 70,  la violencia brotaba en sangrienta lucha, de prolongada protesta social, de parte de las organizaciones democrático revolucionarias en sus distintas tendencias por entonces desde 1970, una década de organización evolucionaria, para emprender la lucha armada,  organizando un frente popular, y aquella violencia social que se vive en esos momentos, es de terror con escuadrones de la muerte, estados de sitio y leyes marciales por parte del régimen, se esperaba con aquel acrecentamiento, ante la crisis que golpea al pueblo, se arreciaban con mas y mas enfrentamientos populares, los frecuentes choques armados y se lucha contra el mismo objetivo, la dictadura militar que impera hacia la década de 1980 bastante sangrienta. Hacia los años hay  un grito heroico de liberación nacional,  dentro del proceso de tensión revolucionaria, que estamos enfrentando, con riesgos de la vida, nuestro apoyo como poetas y escritores a la lucha por la liberación nacional. Soy testigo de tales acontecimientos, los viví en carne propia, con practica de militancia,  casi me cuesta la vida. Diríamos que el año de 1980 se destaca el símbolo histórico que irradia la imagen, de Monseñor Oscar A. Romero, pregonando su palabra de paz, de justicia social y del cristiano mensaje a favor de los pobres. Y su asesinato, planeado por la oligarquía y sus matadores cómplices de la fuerza armada,  Monseñor, voz de los que no tienen voz. Este hecho criminal condenado en todo el mundo, vino a gestar mas la lucha de una guerra armada ya había comenzado, costando mucha sangre desde 1970 en adelante para que estallara en guerra armada hacia 1980. En 1975 el pueblo y las organizaciones democrático revolucionarias vivían años de represión neofascista, por una dictadura heredada desde 1932, desde cuando el régimen, empezó a preparar su maquinaria represiva en contra del pueblo. La propaganda y demagogia, irrespetuosos del voto popular y fraudes electorales, apoderan del poder político, como siempre la oligarquía,  amparados por el despotismo militar que intimida al pueblo. Y es una dictadura, que se niega a perder privilegios de clase, gobiernos militares que siempre ampararon, a sus amos capitalistas, los explotadores de la clase dominante, que durante décadas estuvimos como pueblo, enfrentados a gobiernos corruptos,  torturadores, carcelarios, que irrespetaron los derechos humanos, engendros de la injusticia social.  A esa clase de gobiernos Roque Dalton tuvo el coraje de enfrentar, enemigos de clase, por ello el poeta es acusado, venadeado,  y perseguido, por sus acciones subversivas, rompedor del orden público, poeta  encarcelado por las mal recordadas dictaduras del pasado de gobiernos retrógrados. Aquel preciso 1975, momento de enfrentamientos estudiantiles, la masacre del 30 de Julio, y otras de obreros sindicales y organizaciones cristianas de la teología de la liberación y represión del régimen militar lanzo tanquetas y policías en cruda represión contra el estudiantado universitario, eso indignó al pueblo mismo. En esa misma época  al instante, comandados por cabecillas y otros de su camarilla político militar del antiguo ERP, verdaderos secuaces, quienes sin moral alguna, autores intelectuales, que maquiavélica y premeditadamente planearon y con alevosía  segar la vida del poeta  Roque Dalton y de su compañero “Pancho” Por eso, como rescate a la memoria histórica, este  10 de mayo de 2020. 

Que puedo decir de Roque Dalton. Elocuente pensador, teórico, critico tenaz, que incita a la crítica  y quien blasfema a esa crítica egoísta, franco en hablar, poeta de brillante lucidez, poeta de extraordinarias metáforas. Es parte su espíritu de los infiernos y de los cielos celestes. Y es un poeta que ama y respeta la crítica a la crítica con ojo democrático de la voluntad popular y su sueño, de compartir una sociedad más justa y más humana. Y poeta rebelde, poeta, teórico marxista, leninista, educado en una dialéctica de analizar los problemas sociales, políticos, económicos, vistos a través de una visión  materialista de la historia, como reflejo de la realidad o la realidad echa  una poesía en concatenación con la lucha social, en que el pueblo salvadoreño ha vivido hasta hoy.  Visto el arte y la literatura y los problemas nacionales, como reflejos de nuestra  historia. Aquí   se engendra esa voz de Roque Dalton, desde un principio fue iniciador de una literatura con “estética extremista” (según concepto de Hueso Mixco) en lo ideológico, lo cultural y frente a las contradicciones sociales. Su literatura, su crítica, su literatura trastoca los problemas históricos del país; poesía, reflejo de la realidad social, poesía de rompimiento y continuidad, prevalece en su poesía de testimonio, poeta ejemplo de militancia, poeta dotado de espíritu de poetas malditos, y poeta bendito al mismo tiempo, se exalta su figura, sus demonios, los ángeles y querubines, poeta de ensueños y su canciones como un juglar mester de rebeldía. Poeta de las utopías nuevas, poeta cuyo pensamiento invita a la crítica y a la autocritica de la literatura nacional. Poesía la suya, de Roque Dalton, decantada, reflexiva, brillante, humana, de igual grito a la bastilla, a patria o muerte venceremos, grito por aquellos días. La poesía de Roque Dalton, cuyo mensaje es de esperanzas y de conformar en el lector una conciencia nacional de participación liberadora: “En la proa cortamos el gran muro del aire. // Silenciosos estamos pensando en el país, donde el amor quedo temblando en su primera soledad.”  

Sin olvidar que en sus inicios, el mismo Roque lo manifestó, seguidor y como lo fuimos todos, del Canto General, y su creación se vio influenciada por Pablo Neruda, como de otros poetas, cuyas venas abiertas, como Nazim Himeth, José Martí, Jaques Prevert, Cesar Vallejo, Ernesto Cardenal, Nicanor Parra, del Conde Lautremount y Bretón. En fin Roque Dalton, es un poeta del pueblo, poeta del vino y del amor. Y me atrae de sus tantos y bellos poemas de su repertorio creador, poeta tierno, amoroso, punzante, y tajante vanguardista, dotado de un lenguaje erótico lirico, por ello en particular, uno de sus más hermosos  poemas, entre los tantos de su repertorio: “Amo tu desnudez // porque desnuda me bebes con los poros, como hace el agua cuando entre sus paredes me sumerjo. // Tu desnudez derriba con su calor los limites // me abre todas las puertas para que te adivine. // Me toma de la mano como un niño perdido // que en ti dejara quietas su edad y sus preguntas. // Tu piel dulce y salobre que respiro y que sorbo // pasa a ser mi universo, el credo que me nutre; la aromática lámpara que alzo estando ciego // cuando junto a las sombras los deseos me ladran. // Cuando te me desnudas con los ojos cerrados // cabes en una copa vecina de mi lengua // cabes entre mis manos como el pan necesario, //cabes bajo mi cuerpo más cabal que su sombra. // El día en que te mueras te enterrare desnuda // para que limpio sea tu reparto en la tierra, //para poder besarte la piel en los caminos. // Trenzarte en cada rio los cabellos dispersos. // El día en que te mueras te enterrare desnuda // como cuando naciste de nuevo entre mis piernas”

Quiero decir que en este 10 de mayo conmemoramos la fecha de su martirio,  expongo esta breve visión crítica, y de alguna manera generalidades de su poesía, sin mención ninguna de su extraordinaria obra literaria  en general,  las mismas obras de Roque inspiran mi flujo creador, y a través de la crítica misma, poder recordar a nuestro poeta, esparcir esta estampa con su imagen, de quien en vida fuera Roque Dalton García, en El Salvador. Un Poeta de escándalos entre los poetas mártires, poetas combatientes revolucionarios que de una y otra manera, dieron su vida, para que otros vivieran,  y otros cayeron en aras de la revolución salvadoreña, que estallara entre 1980-1992. La poesía de Roque Dalton, es de testimonio histórico, reflejo de la realidad nacional. Roque Dalton, tendía a trastocar los acontecimientos de la nación, su historia, sus tradiciones, costumbres, portador de una cultura, arraigada al rescate de nuestra identidad, nuestra manera de ser,  sin el mangoneo soberano del imperialismo,  y enriquecer una cultura de resistencia, una cultura del compromiso, exige apoyo concreto, disciplina creadora, Roque Dalton, es el ejemplo del poeta consecuente con su obra y con la causa del pueblo, por el pueblo y para el pueblo. Pues yo pienso igual “OH amigos, es duro ver matando a los que descansan en paz, //  es más grave que quedarse solo, sabiendo que uno no sirve ni para que lo maten.”  (…) “Recuerdo extrañamente, extrañamente, // las coronas de flores que tejía mi madre para los días de difuntos, mas he olvidado ya los rostros del hermano entre las frías fiebres// que me atacan a todas horas como mariposas mortales de silencio y de grito.” 

Roque Dalton tiene en su poesía un escenario amplio y revela visión social con sentido de cambio, un poeta de rompimiento y continuidad desde 1950 de la literatura,  su mundo poético responde, a una poesía esperanzadora, conversacional, soñadora, de lenguaje urbano y coloquial, y el poeta demiurgo, el poeta lirico por momentos, una poesía de cierto carácter plástico y sobre todo humana:  “Yo sé que ello no es en manera alguna peculiar // y que antes bien hay otras cosas en el mundo, más apropiadas para decíroslas cantando”. En fin mis lectores para ir cerrando esta imagen de un poeta nuestro, al igual de un poeta como Roberto Cea, Quijada Urias y Alfonso Hernández, cuyos temas en Roque Dalton, en su ficción poética se plantea la tesis de la reivindicación social, para conformar con el mensaje de su poesía y su literatura, una conciencia nacional de participación liberadora. Y sus obras abogan en un grito de júbilo  de un socialismo nuevo.  Sus obras por lo general plantean, el rescate de la nacionalidad, de nuestra identidad cultural latinoamericana. Roque Dalton poeta del pueblo, se comulga en su poesía y al mismo tiempo hay una militancia política muy ejemplar desde muy joven conoce perfectamente su dolor, desde la cárcel Roque Dalton, escribe con actitud antiimperialista haciendo de su país una cárcel: “Camarada Nazim, le escribo desde la vecindad del sobresalto, // desde la Quinta bartolina  de la Penitenciaría Central de El Salvador” (…) Preso me tienen, camarada desde hace diecinueve días. // Los mismos que con ácidos hierros candentes // marcan la rosa oscura, el corazón de su patria.  (…) han cerrado de nuevo la puerta de la celda.”  Roque Dalton un ¡”Poeta del pueblo”.(AVT/10/05/20)

Las declaraciones y opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de su autor y no representan necesariamente el punto de vista de ContraPunto.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.