La decencia es ficción

May 25, 2017 1:00:25 PM

La decencia es ficción

“No es necesario hacer el bien. Sólo se trata de no hacer el mal.”( Isaac Asimov)

1 de junio 2017. Comienza una ronda de negociaciones entre los principales dirigentes de Arena, una decena de grandes empresarios -solo uno de la beligerante Anep- y la media docena de dirigentes que mandan en el FMLN, incluido el mismo presidente del país. Quieren resolver una de todas las crisis: el segundo default del año.

Es la primera vez en mucho tiempo que no hacen ruido. No hay fotos ni convocatorias de prensa. Es incierto saber quién convocó a quién y qué ocurrió para lograr tal capacidad de convocatoria. No hay estridencias, algo ocurrió en la cabeza de los que han mandado, gobernado y decidido el torcido camino por el que va El Salvador.

Al siguiente día, Arena monta una conferencia de prensa para rendir cuentas de las prácticas corruptas que convirtieron en norma mientras gobernó.  El presidente de Arena está al frente de una mesa acompañado de los expresidentes  Alfredo Cristiani y Armando Calderón Sol. También está toda la bancada.

Los mensajes de la conferencia son trascendentales:

Usamos nuestra influencia con los banqueros locales para recibir dinero de los contribuyentes de Taiwán y con ese dinero financiamos nuestra campaña electoral de 2004. Pedimos perdón y estamos dispuestos a abrir nuestros archivos y a colaborar con las autoridades para esclarecer lo ocurrido.

También usamos partidas secretas que heredamos de los gobiernos militares. Gastamos millones de dólares en sobornos, sobresueldos, publicidad y beneficiamos a organizaciones privadas afines. Pedimos perdón, estamos dispuestos a revelar toda la información disponible de cómo usamos la partida secreta.

Durante años presentamos presupuestos desfinanciados y utilizamos el compadrazgo al que llamamos gobernabilidad para conseguir los votos de los aliados de turno – PCN y disidentes del FMLN-  para aprobar la inconsulta dolarización y las privatizaciones.  Fin del comunicado.

Inicia un fin de semana inusitado.

Lunes 5 de junio. El partido de izquierdas responde. El FMLN monta un conferencia de respuesta a los mensajes del partido de derechas. Medardo González, José Luis Merino y el presidente Sánchez Cerén están al frente de una mesa que tiene de fondo a los principales funcionarios de gobierno y de la bancada.

El partido de gobierno manda 3 mensajes:

Heredamos casi todas las prácticas corruptas de nuestros predecesores y las abrazamos como propias. Pedimos perdón y como muestra hemos dispuesto renunciar a todos los privilegios de un cargo público: renunciamos al fuero, a los seguros privados, a los sobresueldos cobrados en efectivo, a los compadrazgos que disfrazamos de gobernabilidad con el partido Gana, a las plazas que repartimos por afinidad y no por capacidad.  Nos equivocamos.

También hemos ordenado una revisión de las prácticas de nuestros cuerpos de seguridad,  policía y ejército. Estamos conscientes de que producto de los Acuerdos de Paz se logró el nacimiento de un sistema de justicia distinto al de la guerra. Haremos una amplia  auditoría con el fin de establecer cuántas masacres han sido disfrazadas de enfrentamientos entre los cuerpos de seguridad y los pandilleros.  También pedimos perdón por los desaparecidos de está paz violenta, por los presos y detenidos injustamente.

Como una muestra de buena voluntad anunciamos el ajuste a nuestra brújula: el gobierno y el FMLN ya ha pedido al gobierno de Daniel Ortega que utilice los mecanismos necesarios para que el expresidente Mauricio Funes deje de arroparse en una figura -refugio político- que no merece y de la que ya no debería gozar.  También le hemos enviado un mensaje al mismo expresidente Funes.  Le hemos pedido que enfrente sin cobardía los yerros de su mandato.

Martes 6 de junio. Las conferencias de prensa siguen. Los principales empresarios del país -y algún representante de la Anep- montan su propia conferencia. La mesa la preside Ricardo Poma, Roberto Kriete, Ricardo Simán y Roberto Murray Meza. En el fondo acompañan más empresarios: Francisco de Sola, Francisco Calleja y Tomás Regalado.

Los mensajes son dos:

En vista de las muestras de altura política de Arena y FMLN, hemos decidido que nuestros consorcios paguen un salario mínimo de 400 dólares. También estamos en disposición de pagar más impuestos a partir del acuerdo político que se logre en la mesa que dirige el señor de Benito Andión,  enviado especial de la ONU para facilitar el diálogo en El Salvador.

Conscientes de que debemos ser los principales contribuyentes del país, hemos tomado la decisión de reducir a niveles razonables el promedio de 1,700 millones de dólares* al año que salen de El Salvador hacia  paraísos fiscales. También hemos decidido invertir en el país una parte sustancial de los 17 mil millones* que salieron entre 2004 y 2013.

El miércoles 8 de junio es histórico. Las dirigencias de los dos principales partidos políticos y los empresarios montan una conferencia de prensa en conjunto. El mensaje es leído en coro por todos los participantes. La foto es de casi 200 personas. Los que han decidido por el país en los últimos 40 años.

Piden perdón a la nación y dan muestras honestas de que tienen ganas de enmendar:

Queremos pedirle perdón a todos las personas que hemos gobernado o por las que hemos tomados decisiones que nos han llevado al país que tenemos. Principalmente nos sentimos avergonzados por las incontables víctimas de las guerra fría: los desaparecidos, los secuestrados, los asesinados y torturados por pensar diferente.

Estamos en disposición de pedir a la ONU el establecimiento de una Comisión que revise todos crímenes de guerra por los que no hemos rendido cuentas y en los que muchos de nosotros hemos participado o de los cuales tenemos información que no hemos compartido. Adelantamos que queremos y buscaremos la conmutación de una pena en prisión en la medida de que cada víctima sea resarcida. Esto significa la obligación de establecer la verdad de lo ocurrido en cada atrocidad y deducir una compensación digna para cada víctima.  Fin del comunicado.

Llega la mitad de junio y nadie ha pronunciando la palabra campaña electoral.

Me despierto. En El Salvador la decencia sigue siendo ficción.

 

*Los datos de este párrafo parten información  de la organización Global Financial Integrity.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s