En el aniversario del cobarde asesinato del General Emiliano Zapata. Los héroes populares y su legado, presente en la lucha del pueblo contra los explotadores y opresores

11-04-2017
Pronunciamiento 10 de abril del Frente Nacional de Lucha por el Socialismo
A los medios de comunicación nacional y del extranjeroA las organizaciones políticas, democráticas e independientes

A las victimas del terrorismo de Estado

A las organización campesinas

Al pueblo en general

Se cumple un aniversario más del cobarde asesinato del General Emiliano Zapata Salazar, héroe popular quien junto a los miles de campesinos pobres, con determinación y firmeza lucharon contra el yugo explotador y opresor de terratenientes a principios del siglo XX en nuestro país; siempre firme con el ideal agrarista de que la tierra es de quien la trabaja.

La lucha emprendida hace más de 100 años por Zapata y el pueblo trabajador, es un legado de esos hijos del pueblo, que más tarde los desposeídos dieron continuidad con la organización de los campesinos pobres por la recuperación de la tierra y su defensa. Hasta la fecha el ideario de justicia de luchar contra la clase que detenta el poder que explota y oprime, se mantiene tanto en el campo y la ciudad.

El Estado mexicano junto con la burguesía local y trasnacional no han desistido en su intento por destruir la organización del pueblo, a pesar de la represión, de innumerables crímenes que se cometieron contra los trabajadores, el legado de hombres y mujeres que lucharon junto a Zapata, siguen vivos, hoy su experiencia de lucha robustece la conciencia política del pueblo para que en nuestro país, en el actual momento histórico, al tiempo que se lucha por la tierra y su defensa, se hace también la lucha por el socialismo, ésta como la única alternativa política e histórica de los explotados y oprimidos.

En la actualidad, se mantiene la explotación y opresión del pueblo, de éstas hablan las actuales condiciones económicas y políticas que vivimos en el país, las cuales entre sus causas está la crisis capitalista prolongada, así como el terrorismo de Estado como política de gobierno; con el primero ha aumentado la pobreza, miseria, la carestía de la vida, con el segundo, las víctimas de crímenes de lesa humanidad crecen, con ello las cientos de fosas clandestinas como testimonio de la desaparición forzada y la ejecución extrajudicial.

A esto se suma el despojo legalizado de las tierras en el país. El Estado con las leyes neoliberales, en particular de la reforma energética, dio celeridad al despojo de tierra de manos campesinas, con ello se obliga a vender las tierras a golpe de represión y a través de medidas legaloides. Política que conduce paulatinamente a la precariedad de la vida de los trabajadores del campo, es decir, la miseria campea en todo el territorio nacional.

De ahí que los programas PROCEDE, FANAR han favorecido a la oligarquía nacional y transnacional, aeropuertos, autopistas y otros megaproyectos que se construyen para la producción y circulación de mercancías a costa de la vida de miles de familias campesinas.

Las comunidades organizadas a lo largo de los años no solamente defienden las demandas agrarias, sino que abrazan todas las demandas del pueblo, como la defensa de la educación pública, la salud, la presentación con vida de los detenidos desaparecidos, libertad a los presos políticos; por solidarizarse con éstas causas es que también son alcanzados por la mano represora del Estado.

El paramilitarismo como política de Estado es parte del espectro represivo en el país, mediante grupos paramilitares es como se apuntala la represión contra comunidades organizadas de manera independiente. Mediante esta política el gobierno antipopular intenta frenar la organización y unidad del pueblo, aunado a la militarización de las comunidades viven diariamente la incertidumbre y el riesgo que se cometan crímenes de lesa humanidad contra éstas.

Policías, militares y paramilitares gozan del cobijo e impunidad que el Estado les otorga, para ejercer de múltiples formas la represión, así como el cometido de crímenes de lesa humanidad, de ese modo provocan miles de casos de desplazamiento forzado, lo cual implica el despojo violento de sus tierras; sólo así se realizan los megaproyectos de muerte, aterrorizando a regiones enteras, ésta es la expresión concreta del fortalecimiento del Estado policíaco–militar.

Las fosas clandestinas muestran también la contundencia con la que se ejecuta el terrorismo de Estado en un contexto donde la crisis capitalista provoca mayor descontento popular; éstas expresan el doble crimen de lesa humanidad contra hombres y mujeres del pueblo, detienen-desaparecen, ejecutan extrajudicialmente para saciar mezquinos intereses, tratan el derecho a la vida como a cualquier objeto, se niega este derecho, es el rostro represivo y fascista del régimen.

El caso de nuestro compañero Héctor Sántiz López, Mártir en la lucha por la tierra, su defensa y por el socialismo, asesinado el 29 de septiembre de 2015 por las balas del Estado en el ejido El Carrizal, Chiapas; la desaparición forzada del compañero Fidencio Gómez Sántiz, la ejecución extrajudicial del niño Humberto Morales Sántiz, más una larga lista de víctimas que el Estado mediante el estado policíaco-militar es responsable. Todos ellos, campesinos organizados en el FNLS quienes además de luchar por la defensa de la tierra se sumaron de manera consciente en la solidaridad con todas las victimas del terrorismo de Estado.

No hay que pasar por alto la barbarie con la que fueron reprimidos los comuneros de Arantepacua en el estado de Michoacán, crimen de Estado y de lesa humanidad al que como Frente Nacional de Lucha por el Socialismo (FNLS) condenamos enérgicamente. Nuestros fraternos y combativos saludos a los familiares de las víctimas, refrendamos nuestra solidaridad para exigir justicia y castigo por esos abominables crímenes.

Resultan un absurdo los argumentos del gobernados Silvano Aureoles Conejo que las comunidades son “utilizadas” por agentes “externos”; en los hechos es la criminalización y la forma en cómo de pretenden elaborar expedientes incriminatorios para cometer más crímenes de lesa humanidad esto nos comprueba que el terrorismo de Estado no tiene distinción de partidos o siglas políticas. ¡El pueblo trabajador somos las víctimas, no los victimarios!

Numerosos son los casos que demuestran que tanto en el campo como en la ciudad se viven las consecuencias de este régimen neoliberal, por lo tanto, la unidad del pueblo es una necesidad impostergable ante la inmensidad de injusticias que se comenten a diario contra los desposeídos, porque cada víctima de la desaparición forzada y ejecución extrajudicial es del pueblo, sin importar su sector, si es campesino u obrero, por ello es indispensable coordinaran esfuerzos como hermanos de clase.

Cada víctima representa una injusticia, la solidaridad no se regatea, el humanismo proletario forja entre los explotados y oprimidos la identidad como hermanos de clase, a pesar de la distancia o tiempo, nos identifica la lucha contra los opresores, por lo tanto, no podemos olvidar a ningún hijo del pueblo víctima del terrorismo de Estado.

Mediante la Jornada nacional de lucha: las víctimas del terrorismo de Estado son el pueblo, no desistiremos ¡Hasta encontrarlos!, continuamos con la búsqueda de justicia para las víctimas. por cada ejecutado y por la presentación con vida de los más de 300 mil detenidos desaparecidos, en los que figuran los revolucionarios Edmundo Reyes Amaya, Gabriel Alberto Cruz Sánchez; nuestro compañero Fidencio Gómez Sántiz, así como la de Daniela y Virginia Ortiz Ramírez integrantes del MULT, Teodulfo Torres Soriano, Francisco Paredes Ruíz…

Invitamos a todas las víctimas del terrorismo de Estado a denunciar, a exigir justicia para los responsables, no permitamos que la indiferencia, el terror, los dichos y calumnias del Estado minen nuestra voluntad de luchar por nuestros seres queridos, donde haya una injusticia ¡no callaremos, denunciaremos y saldremos a las calles a exigir justica!

No descansaremos en la lucha por la tierra y su defensa, como tampoco desistiremos por exigir la presentación con vida de los detenidos desaparecidos del país, mucho menos dejaremos de luchar por el socialismo en México; los crímenes de lesa humanidad no minarán la decisión de luchar de todo un pueblo.

Convocamos al pueblo, a luchar hombro con hombro, la situación actual de nuestro país con cambiará con sólo contemplarla, es necesario la organización independiente y resistencia popular combativa del pueblo para defendernos del Estado represor.

¡Presentación con vida de Edmundo Reyes Amaya y Gabriel Alberto Cruz Sánchez!

¡Presentación con vida de nuestro compañero Fidencio Gómez Sántiz!

¡Alto al terrorismo de Estado!

¡Alto a la militarización y paramilitarización del país!

¡Por la unidad obrero, campesina y popular!

Frente Nacional de Lucha por el Socialismo (FNLS)

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s